La narración de cuentos una forma divertida para aprender

Por Marimar Barbarán 

¿Sabías que la narración de cuentos ayuda en el aprendizaje? Contar historias es una súper ayuda para aprender en especial para los niños y las niñas. Cuando escuchamos o leemos cuentos, aprendemos cosas nuevas y nos ayuda a entender mejor las lecciones. Es una forma genial de aprender y divertirse al mismo tiempo.

La narración en la enseñanza implica que los alumnos repitan la historia usando diferentes formas de expresión, interactuando con quien escucha. Además, es crucial porque nos permite disfrutar de las palabras mientras contamos la historia, convirtiendo la lectura en momentos divertidos que al mismo tiempo educan.

La lectura mejora diversas habilidades de los estudiantes, como su capacidad cognitiva, narrativa y de aprendizaje, como lo señala UNESCO. Contar cuentos es fundamental para el desarrollo de los niños, ya que les ayuda a entender el mundo, desarrollar su imaginación y aprender a resolver problemas. Los cuentos son esenciales para el crecimiento intelectual y cognitivo de cada persona. Al narrar historias, los estudiantes pueden comprender mejor las cosas, lo que hace que su cerebro funcione de manera más eficiente, estimulando su memoria y su deseo de expresarse.

Durante la pandemia en América Latina, muchos niños y jóvenes no mejoraron su manera de hablar o leer y escribir, según Unicef . La lectura sigue siendo un reto en la escuela. Los cuentos son buenos para explicar cosas difíciles a los niños y ayudarles a entender mejor problemas complejos.

Un estudio realizado en la Universidad Nacional del Altiplano de Puno, ha identificado la  importancia de la narración de cuentos en la educación. El estudio busca entender lo importante que es contar historias en la escuela, haciendo uso de recursos y estrategias didácticas, así como  incorporar el uso tecnológico y las diferentes formas de enseñanza.  A continuación detallaremos cinco puntos    importantes de la narración de cuentos.

Los cuentos ofrecen mundos imaginarios y personajes fascinantes que invitan a los niños y adultos a sumergirse en historias diferentes. Esto fomenta la creatividad al permitirles explorar ideas y situaciones nuevas.

La narración de cuentos promueve el desarrollo del lenguaje al exponer a los oyentes a una amplia variedad de palabras, estructuras gramaticales y expresiones. También ayuda a mejorar la comprensión auditiva y el vocabulario.

Los cuentos tienen personajes con los que nos podemos identificar. Esto nos ayuda a entender cómo se sienten otras personas, ponernos en el lugar de la otra persona y actuar de la mejor manera, siendo  amables y comprensivos.

Escuchar o leer cuentos nos hace prestar mucha atención. Esto nos ayuda a recordar mejor la historia, por ello, a entender lo que pasa en ella. También nos ayuda a pensar más y a entender las cosas mejor.

Contar cuentos es una oportunidad para estar cerca de nuestros papás, maestros o amigos. Nos da tiempo para hablar, compartir ideas y sentirnos más unidos.

En conclusión, la narración de cuentos es esencial para el aprendizaje y desarrollo de los estudiantes, especialmente en los niños pequeños. Los maestros la utilizan como una herramienta para enseñar diversos temas. La creatividad en la narración aumenta significativamente el aprendizaje, siempre y cuando los estudiantes participen activamente. Los cuentos son fundamentales en la educación, y contribuyen al crecimiento social y al aprendizaje de conductas. Es necesario que los maestros se capaciten en la narración efectiva y utilicen recursos como videos y cuentos en diferentes idiomas para enriquecer esta práctica.

Fuente 

Iruri Quispillo, S., & Villafuerte Alvarez, C. A. (2022). Importancia de la narración de cuentos en la educación. Comuni@cción: Revista De Investigación En Comunicación Y Desarrollo13(3), 233–244. https://doi.org/10.33595/2226-1478.13.3.720

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *