4 herramientas pedagógicas para educar en la paz a niños(as) de inicial

Por Juana Ruiz

La presencia de antivalores en nuestra sociedad ha generado una realidad compleja y conflictiva, evidenciando una crisis educativa. En este contexto, la sociedad enfrenta el desafío de educar en valores y promover una cultura de paz como necesidad imperante. La educación para la paz es crucial para transformar mentalidades que solo piensan en la violencia, trasciende en el ámbito escolar, requiriendo un cambio de la mentalidad violenta y que se centre en la paz. Este enfoque implica valores como el diálogo, la cooperación y la no violencia, donde la educación juega un papel importante en la construcción de estos valores sociales.

Es por esta razón que los estudiantes de la Universidad del Zulia en Maracaibo, Venezuela, han llevado a cabo esta investigación con el propósito de ofrecer herramientas destinadas a padres y profesionales en el ámbito educativo. Estas herramientas están diseñadas para transformar la mentalidad de los estudiantes, fomentando la empatía, la comunicación y, lo más importante, enseñando la resolución de conflictos sin recurrir a la violencia. Este estudio se basó en la metodología documental donde se analizó la educación para la paz en la etapa inicial. Se identificaron categorías clave como el significado de esta educación y el currículo de Educación Inicial.  A continuación, les mostraremos las herramientas pedagógicas para una educación para la paz.

Enseñar para la paz implica respetar la individualidad del estudiante. Esto significa valorar su forma de aprender y de adaptarse al cambio. Respetar al estudiante implica comenzar desde sus habilidades actuales, su manera de entender las cosas según su experiencia previa, y ayudarlo a aprender más y a influir positivamente tanto en su vida como en su entorno. Se trata de permitirle crecer, adquirir nuevos conocimientos y transformar tanto su forma de pensar como su forma de vivir.

Esto implica crear una sociedad de aprendizaje, donde el logro de los objetivos de un miembro depende no solo de sus esfuerzos, sino también del éxito de los demás. Esto resalta la importancia de la discusión en grupo, la cual promueve el diálogo, la reflexión, el respeto hacia las opiniones de los demás y la defensa fundamentada de ideas.

La educación busca que los niños y niñas desarrollen la habilidad de generar conocimiento por sí mismos. Esto implica fomentar una actitud creativa frente a los eventos y los desafíos personales, sociales y medioambientales. Además, se pretende que puedan aplicar lo aprendido en diferentes situaciones, reflexionar sobre su forma de aprender y utilizar métodos de investigación para comprender su entorno social y cultural.

Se enfoca en promover una moral que provenga de la propia reflexión, fomentar comportamientos que beneficien a los demás como compartir o ayudar y cultivar la individualidad, lo que incluye conocimiento personal y confianza en uno mismo.

Características de una educación para la paz 

Una educación para la paz debe fomentar la pedagogía participativa y democrática que promueve la construcción de una conciencia pacífica, entendida como la expresión más profunda del ser humano. Desde esta conciencia, se fomenta una relación de fraternidad con todos los seres vivos en nuestro planeta.

Asimismo, una educación para la paz es una pedagogía que respeta y cuida la naturaleza y se compromete activamente en la búsqueda de la paz, viéndola como una meta alcanzable en lugar de algo imposible. Evita generar actitudes pasivas o conformistas al enfocarse en acciones reales para lograr la paz. 

En conclusión, la educación para la paz es clave en tiempos de complejidad y  conflictos sociales. Los estudiantes de la Universidad del Zulia en Maracaibo, Venezuela, han desarrollado herramientas pedagógicas que fomentan la empatía, la comunicación y la resolución pacífica de conflictos. Este enfoque desafía las mentalidades arraigadas en la violencia y propone valores como el respeto, la cooperación y la no violencia. Es más que teoría: busca despertar una conciencia activa y pacífica en cada individuo, abrazando la naturaleza y visualizando la paz como un logro realizable. Este camino apunta a una sociedad más justa, donde la colaboración y el respeto mutuo son pilares fundamentales para un futuro más armónico y compasivo. 

Fuente 

Ávila, Minerva, Paredes Ítala (2010). Educar para la paz desde la educación inicial. Omnia [en línea]. 16(1), 159-179[fecha de Consulta 15 de Diciembre de 2023]. ISSN: 1315-8856. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=73715016009

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *